Loading...

11 junio, 2011

LA ÁRNICA




La encontraremos en las zonas más altas de montaña. En los Alpes, en los picos de Canadá y en la fría Siberia, crece espontáneamente. En los pueblos de montaña, la pomada de árnica es muy conocida por su eficacia en las contusiones, y por su capacidad para reabsorber las hemorragias internas, se utiliza con éxito para paliar las apariciones de cardenales y moratones. Pero no puede aplicarse sobre heridas abiertas y si se tiene la piel delicada debe tenerse cuidado, pues puede provocar dermatitis.
Hoy en día se utiliza en soluciones homeopáticas para combatir el dolor producido por contusiones.
Dicen que Goethe era un incondicional de la árnica, que utilizaba con frecuencia para aliviar sus problemas de corazón.El cocimiento de esta planta es, un buen tónico para este órgano previniendo la aparición de la angina de pecho o insuficiencia cardíaca, aunque puede resultar tóxica. Por eso debe consultarse con un especialista en Homeopatía y no prepararla sin tener conocimientos.
Espero que os guste.
Montse Porto
(11/ 06/ 2011)

No hay comentarios: