Loading...

11 marzo, 2011

HISTORIA DE UNA DECEPCIÓN



de Montserrat Porto Deibe, el jueves, 10 de marzo de 2011 a las 13:15

¿Por qué he llegado ha este estado?. Han llegado los cambios en mi vida, algunos han sido ya efectivos y otros están a la espera, pero serán efectivos. No se cuando ni como pero lo serán.

Cuando el año pasado decidí dejar el sindicato y volver a mi sitio en el hospital, estaba un poco triste pero era un firme decisión. Pero según se acercaba el momento, mi cuerpo empezo a trabajar con las emociones y quizá, me dejé ir un poco y comenzarón a surgir dolores varios, cansancio, dejadez.... Pero lo que más me afecta, en estos momentos es la falta de respeto hacía un trabajo realizado durante 8 años, que no es qué quiera una fiesta con globos y fanfarrias, simplemente respeto hacía lo hecho. Pero está claro que eso no pasa.Asique tendré que trabajar más fuerte y con más ganas mi mundo interior y ser consciente de mi poder para que de una vez por todas desaparezcan todas estas desagradables sensaciones.

Por otro lado llevo desde 2004 en contacto con personas affectadas de fibromialgia, fátiga crónica y otras. Dedico casi el 90% de mi tiempo a ello, olvidándome, quizá conscientemente o quizá no, de mí y restándole horas al descanso y a mi familia.

Hace año y medio tuve una decepción, desilusión y también un gran disgusto con una persona de mi entorno y relacionada con la asociación que presido. Pensé que este tema estaba superado, pero hace un par de meses ha vuelto a surgir en mi cabeza, y me molesta demasiado; esto unido a los esfuerzos mostrados para que en la asociación todo funcione, se puedan tener actividades que nos beneficien a todos e intentando que salgan gratis, y la poca o nula respuesta por parte de las socias y socios, me tiene desilusinada y desganada.

Intento que todo lo bueno se acerqué a nosotras, que podamos estar colaborando con todas aquellas asociaciones, colectivos y personas que luchan por los que estamos afectados, pero la respuesta sigue siendo poca en la mayoría de las situaciones y nula en el resto. Todo esto me hace remplantearme el seguir al frente de la asociación, el seguri con esta gasto de energía, el seguir peleándome con las administracciones para que nos ayuden y apoyen; pues en este estado lo único que pienso es que ha sido un fracaso personal y por lo tanto hay que irse para que entre savia nueva y aire fresco. Aunque hay compañeras que me dicen que no me lo tomé como un fracaso mio, pero realmente es como me siento, y eso hay que cambiarlo, está claro.

Me siento profundamente decepcionada y desilusionada y no sé hasta que punto podré cambiar esa situación, o si realmente vale la pena seguir e intentar darle una vuelta.

Quizá necesito volver a mi interior, eliminar más creencias, colocar personas y situaciones de nuevo para que todo giré de otra manera.

Pero en estos días me da hasta miedo comprometerme a realizar cosas o colaborar con otras personas para seguir luchando, pues temo que no podamos mantener ese compromiso.

Yo no puedo y no quiero seguir tirando de personas adultas, cada uno de nosotros es responsable de su salud y por lo tanto de su vida y yo no voy a obligar a nadie a hacerse cargo de ello. Tengo que seguir trabajando para hacerme yo cargo de mi salud porque es mi responsabilidad,pero no voy a ir a casa de nadie para quitarla de ahí, eso es lo que no quiero seguir haciendo. Es demasiado gasto de energía para los resultados que se obtienen.

Así me encuentro estos días y la verdad, no me encuentro nada bien este estado y tampoco quiero seguir en ella.

Bueno... creo que ya me he desahogado bastante, y quizá lo que tengo que hacer es hacerme cargo de ello y salir más reforzada, claro está, si me queda energía para hacerlo.

Feliz jueves

No hay comentarios: