Loading...

17 febrero, 2011

DIAGNOSTICO CÁNCER= MIEDO





de Montserrat Porto Deibe, el miércoles, 19 de enero de 2011 a las 12:33

Dentro de poco comenzaré mi nueva andadura laboral en un nuevo servicio en el Hospital : HOSPITAL DE DÍA, donde lo enfermos oncológicos van a poner sus tratamientos.

Pensé que era un lugar al que todo el mundo deseaba para trabajar, pero no, resulta que una gran mayoría no lo quiere porque " tanta misería y tanta muerte....".

¿Seré luego yo la rara?, porque para mí son los mejores, yo no los veo como personas que se van a morir, yo los veo como personas que están pasando una gran experiencia de ser conscientes de lo que son, de lo que han sido y muy fuertes para enfrentarse a este viaje. Son personas que necesitan ser escuchados y oidos, que tienen mucho que contarnos y preguntarnos y que, en la mayoría de los casos, se sienteen solos, porque la familia no puede enfrentar la enfermedad con la misma fuerza.

Si fuesemos conscientes que la muerte es un proceso en ese viaje que es la vida, nos resultaria más fácil enfrentarnos a esta enfermedad. No resultaria más fácil pensar en nosotros mismos. Pero la muerte nos causa TERROR, y el diagnostico de cáncer va unido a ese terror.

Cuando a un familiar o un amigo nuestro le dicen que tiene Cáncer no somos capaces de ver el alcance de lo que se avecina porque no somos capaces de enfrentarnos a esta enfermedad. Por eso, lo primero que solemos decir es bueno, pero tu eres fuerte...., ahora hay muchos adelantos, ahora..................... Pero no somos capaces de preguntar: "TÚ COMO TE SIENTES, TÚ QUE ESPERAS, TÚ QUE DESEAS".

El propio terror que nosotros sentimos nos impide ver a la otra persona, nos impide ver su miedo, nos impide ayudarle, acompañarle, guiarle y lo único que hacemos es intentar no darle importancia para que el otro no se de cuenta o no nos vea sufrir a nosotros, lloramos a escondidas, pero no con él, nos enfadamos a escondidas, pero no con él. Hablamos cons otras personas, pero no con él, le pedimos al médico que no le diga nada, pasamos nosotros tomar las riendas y a él lo dejamos en un segundo plano.

Para mí no es así, lo que importa primero es él, lo que siente, lo que teme, lo que espera. Y si hay que enfadarse o llorar es con él; para mi es la única forma de ayudar. Escucharlos con los oidos de oir, mirarlos con los ojos de ver y quererlos con los abrazos de amor.

Vivir con ellos la expereciencia, dejarlos que hablen, que cuenten, que expresen. Son ellos los que nos tienen que enseñar, no nosotros los que tenemos que ocultar. Ellos son los que tienen que vivir esa expereincia y realizar ese viaje y nosotros ser sus compañeros.

Bueno es mi verdad, aunque casi nadie la comparte, yo quería este día compartirla con los amigos



No hay comentarios: