Loading...

18 febrero, 2011

Psico-Oncología




Es una disciplina que se halla entre la Psicología y las
ciencias biomédicas dedicándose a la prevención, diagnóstico, evaluación, tratamiento, rehabilitación, cuidados paliativos y etiología del cáncer, así como a la mejora de las competencias comunicativas y de interacción de los sanitarios, además de la optimización de los recursos para promover servicios oncológicos eficaces y de calidad.

Se ofrece un cuidado personalizado del paciente con cáncer, con el fin de ayudar al equipo médico en el abordaje y manejo de los aspectos psicosociales que afectan a la persona diagnosticada de un cáncer y a su entorno cercano.

La Psico-Oncología específicamente se ocupa de:

  • Conocer e identificar las reacciones emocionales apropiadas de los enfermos ante su situación física y tratamientos y distinguirlas de las que son expresión de un trastorno médico, psiquiátrico o psicológico.
  • Proporcionar el tratamiento psicológico adecuado a dichas reacciones en cada momento del proceso oncológico.
  • Conocer y saber identificar las alteraciones emocionales que se desarrollan en los familiares del enfermo oncológico, distinguiendo aquellas respuestas "normales" de las patológicas.
  • Proporcionar la ayuda psicológica adecuada a los familiares del enfermo (padres, parejas, hijos, hermanos, etc.) En todas las fases de la enfermedad y del duelo.
  • Ayudar a los profesionales que trabajan con el paciente a que incluyan el factor psicológico en todo el tratamiento del paciente, proporcionando una comunicación adecuada con ellos en todos los momentos.
  • A nivel asistencial brinda el soporte y acompañamiento emocional a los pacientes en los diferentes momentos de la enfermedad: en el diagnóstico, durante la quimioterapia, antes y después de la cirugía, durante la radioterapia, en el trasplante de médula, durante el tratamiento paliativo.

Objetivos específicos del trabajo del psicólogo en el contexto
de la Oncología:

  • Ofrecer alivio para el dolor y otros síntomas físico con técnicas psicológicas como la relajación, la visualización, la hipnosis eriksoniana y otras terapias complementarias.
  • Maximizar la calidad de vida mientras dura la enfermedad y después de esta, ayudando a que los tratamientos sean tolerados de la mejor manera posible dando recursos para enfrentar los efectos secundarios.
  • Ofrecer apoyo y cuidado psicosocial en todo el proceso.
  • Ofrecer apoyo para ayudar a la familia durante la enfermedad y después de esta.
  • Fomentar y armonizar los aspectos de la relación con el médico.

Por admin el 13-03-2009

de la web: vivir para crecer


No hay comentarios: