Loading...

04 octubre, 2010

EL PODER INTERIOR

Susana Grimaldi

          Si quiere algo diferente en su vida, quizá deba hacer cambios y el cambio se inicia en Usted. El Poder Interior es la posibilidad de explorar opciones y la libertad de tomar decisiones, aceptando los resultados no esperados reconvirtiéndolos en aprendizaje. Es poner nuestra energía en el presente, es ir más allá del miedo asumiendo la responsabilidad. Es la habilidad para cambiar la propia vida y la capacidad para crear los resultados que deseamos. Este nuevo paradigma significa revisar las creencias, el dialogo interior, las metáforas y potenciar los estados de recursos. Para ello debemos cambiar las representaciones mentales, recurrir a estados de recursos y modificar las emociones y el comportamiento.



Hay un viejo paradigma con el que todos nos hemos identificado en algún momento, que consiste en culpar a los demás por nuestra vida o nuestras circunstancias.

Este rol está muy difundido y lo vemos a diario inundando los medios de comunicación que nos dicen cómo dependemos de personas y elementos externos para que nos consuelen, curen, diviertan y para sentirnos autorizados.

Quizá sea más fácil culpar a los demás que asumir el compromiso del crecimiento y aprendizaje. Sin embargo, cuando esto sucede, eludimos la responsabilidad de nuestra realidad y el precio que pagamos es muy caro: la pérdida de la libertad para explorar opciones y tomar decisiones.

Es entonces cuando permitimos que otras personas se encarguen de decidir por nosotros.
Cuando desconfiamos de nuestra capacidad, quedamos paralizados y culpamos a otros por nuestro fracaso. En realidad el fracaso como tal no existe. Todos nuestros actos nos llevan inevitablemente a una nueva experiencia de aprendizaje y el fracaso será en todo caso un "resultado no esperado" del cual tenemos mucho para aprender.

Si lo que hace lo aleja de la meta, aprenda a ser flexible para modificar el rumbo de su conducta. En lugar de quedar paralizado, o echarle la culpa a los demás, lo importante es optar y tomar decisiones propias, hasta conseguir lo que quiere. Moverse hacia adelante en la vida, en lugar de ir en círculos, es ir más allá del miedo asumiendo la responsabilidad.

Esto nos da poder y una enorme independencia. Además amplía nuestra zona de comodidad y termina con la conducta que podríamos llamar de “aproximar- evitar” que se da cuando al mismo tiempo que nos acercamos a lo que deseamos, no nos damos el permiso de tenerlo.

Lo paradójico es que todos nosotros poseemos asombrosas capacidades aunque nos comportamos como si no las tuviéramos.

Algunos dicen que el hombre tiene más miedo al éxito que al fracaso y quizá sea por eso que nos asusta sentirnos capaces, quitándonos la posibilidad de experimentar, hoy, nuestro poder. Si gran parte de la energía se va en evocar el pasado, o proyectar un futuro que nunca concretamos, sólo tenemos una pequeña porción de energía disponible para utilizar en el presente.

Con frecuencia al analizar a las personas que consiguen logros sorprendentes nos preguntamos acerca del don especial del que están dotadas, sin embargo lo que tienen todas ellas es la posibilidad de conectarse con sus recursos, con su: Poder Interior.

La palabra "poder" es de las producen emociones fuertes y muy diferentes.

¿Para usted que connotación tiene esta palabra? ¿ Desearía tener poder? ¿Que significa en realidad ?

Casi todos cuando decimos "poder" evocamos a alguien "poderoso" y suele significar "tener dominio sobre los otros", generalmente una persona que controla o manipula a los demás.

Y esto, está muy lejos de lo que expresa la palabra.

Poder significa: capacidad de hacer o actuar, fuerza, influencia o autoridad.

Todas estas cualidades pueden usarse hacia afuera, no obstante son características intrínsecas. Recordemos que es inútil querer hacer algo para afuera si antes no lo hemos hecho con nosotros mismos. Como prueba están aquellos que fueron elevados a posiciones de autoridad y no pudieron mantenerla porque antes no habían ejercido su propia autoridad.

Tampoco es verdad que, para que una persona sea poderosa, otra debe dejar de serlo.

Solamente los individuos inseguros, sienten la necesidad de dominar a otros para quitarles su poder y son las dudas sobre la propia capacidad las que hacen que rebaje a los demás.

Ese tipo de poder, rara vez es duradero.

Pensemos en aquellos a los que admiramos. Las personas más poderosas que conocemos, expresan ese poder sintiéndose seguros. Son auténticos y honestos con ellos mismos y con los demás. Son sinceros. No necesitan probarse a si mismos, ni probar a los demás sus capacidades, ni obtener la aprobación de otros. Saben que no pueden gustarle a todo el mundo, sin embargo, si están a salvo en su ser, todo el mundo los respeta.

El poder consiste entonces en la capacidad para cambiar la propia vida. Estar preparado para crear los resultados que deseamos.

Este nuevo paradigma supone que el auténtico poder es una cualidad innata que incluye la ternura, la compasión, la sensibilidad, la capacidad de ser firme y tenaz, y la de ser realmente quienes somos sin que importe quien esta frente a nosotros.

Quizá la posición ante el nuevo paradigma signifique revisar nuestras creencias.

El poder de las creencias para influir en la realidad, es extraordinario, ya que causan un gran impacto sobre la vida, el éxito y el poder potencial. Si tenemos creencias limitadoras, crearemos barreras y obstáculos que respaldarán las creencias. Si tenemos creencias capacitadoras las harán realidad, así como el potencial para una vida más plena.

Gran parte del desarrollo personal depende de la adopción de creencias diferentes.

Una vez que comprendemos cuan poderosos somos, distinguimos que el paso siguiente es aceptar una total responsabilidad por lo que nos sucede, reconociendo que nuestra vida es el resultado de nuestras acciones y omisiones. Y para la mayoría, es un verdadero desafío.

Dejemos de buscar en el afuera. En nosotros está la capacidad para transformar nuestras vidas y lograr la realización de los mayores sueños.

Es entonces, cuando nos damos cuenta de nuestro poder y podemos pasar a la acción.
Y esta capacidad para actuar es la que nos lleva al éxito.

Una de las alegrías de la vida, consiste en descubrir que este “Poder Interior” podemos desarrollarlo todos. Y Ud. lector, si ha llegado a esta edad también lo tiene. Ha alcanzado muchos objetivos aunque quizá no los registre o no sean los que hoy desea.

Lo importante es reconocer que tenemos capacidades y recursos y que podemos construir nuestra realidad.

Dice Anthony Robbins que el camino hacia el éxito esta siempre en construcción ya que es un proceso permanente y no una meta que se deba alcanzar.

Y ese proceso permanente que es nuestra realidad, depende también de la manera en que nos comunicamos con nosotros mismos. Aquello que nos representamos, decimos y sentimos conforma nuestras experiencias, estableciendo luego nuestro accionar.

Recuerde que lo que percibe, es el resultado de la interpretación que da, a lo que le ocurre.
¿Qué representación tiene de usted mismo, de su poder y de su capacidad para hacer?

B>La calidad de vida no esta determinada por lo que nos ocurre sino por lo que hacemos con lo que nos ocurre.

Nos comunicamos con nosotros mismos, por medio de palabras, entonaciones, expresiones faciales, postura corporal, imágenes, emociones y toda comunicación ejerce algún efecto sobre nosotros. Aquí también no podemos no comunicar.

Conocemos la importancia del cuerpo en los estados emocionales. Es muy difícil conectar con pensamientos deprimentes con una fisiología muy visual y respirando con la parte alta del pecho, como también es muy difícil conectar con pensamientos alentadores con una fisiología encorvada y una respiración muy abdominal. Podemos utilizarlo como un recurso.

Sabemos también que el músculo facial que genera la sonrisa, comunica este informe relacionado con la alegría al sistema nervioso y como éste, promueve entonces la secreción de hormonas que inundan de felicidad nuestro cuerpo completando el círculo iniciado con la información de una pequeña sonrisa. Sonría más a menudo, utilice aunque esté sólo este valioso recurso.

Afortunadamente tenemos en la PNL un aliado extraordinario para cambiar las representaciones mentales, recurrir a posturas de recursos, modificar las emociones y el comportamiento.

Dentro de este marco es fundamental también tener en cuenta qué nos decimos a nosotros mismos. Si el diálogo interno es crítico y limitante, puede ser muy útil después de ubicar de donde procede la voz, bajar el volumen o cambiarlo de lugar. ¿Probó alguna vez imaginar que baja el volumen de su diálogo interno hasta que prácticamente no se oiga? ¿Probó alguna vez ubicar ese diálogo interno crítico en su rodilla o hacerlo sonar con la voz del Pato Donald? Pruebe y vea los resultados.

Calidad de vida es calidad de comunicación. Y cuando hayamos alcanzado este dominio, podremos modificar nuestra experiencia del mundo.

Las personas pueden hacer lo que se propongan, si logran encontrar dentro de sí, los recursos para creer que pueden.

Las Metáforas Lingüísticas abren también diferentes vías de pensamiento y encierran más que una simple descripción.

Tómese un momento para considerar cuál podría ser una metáfora acerca del Poder Interior, la Comunicación personal o el Éxito.

Observe qué imágenes, ideas, o asociaciones se presentan. Acepte la imagen que aparece.

Si pudiera expresarlo mediante una metáfora, ¿cuál sería?

El Poder Interior es como.............................Porque.................................

El Éxito es como...........................................Porque................................

La comunicación conmigo mismo es como...............................Porque....................

¿Qué le dicen estas metáforas?
¿Qué le permiten?
¿Qué le prohíben?
¿Se siente cómodo con ellas?

Si no es así, quizá quiera otras metáforas diferentes o enriquecer las que tiene.

Reflexione ¿Cómo quiere que sea su Poder Interior?

¿Existe alguna metáfora que prefiera?

Quiero que mi Poder Interior sea...............................Porque......................

¿En que cambiaría su vida si esta metáfora fuera realidad?

Tenga en cuenta que el paso de una metáfora a la otra le dará una idea de los recursos que necesita para cambiar y lo hará en un lenguaje directo.

Sólo un pequeño porcentaje desarrolla sus potencialidades, sin embargo siempre estamos a tiempo de tomar las riendas de nuestra vida. Y Usted. ¿está dispuesto

No hay comentarios: